top of page
Buscar

Entrevista con Sabine Triemer, de Cooperación Alemana para el Desarrollo - GIZ


Imagen de la firma del convenio GIZ - FEDECACAO. De izquierda a derecha: Rulber Alape, Wilmar Bahamon, Suzete Moreira, Sabine Triemer, Eduard Baquero (presidente de FEDECACAO) y Tatiana Quiroz
Encuentro con GIZ en FEDECACAO para la firma del convenio el 30 de noviembre de 2022.

Encuentro con GIZ en FEDECACAO para la firma del convenio el 30 de noviembre de 2022. De izquierda a derecha: Rulber Alape, Wilmar Bahamon, Suzete Moreira, Sabine Triemer, Eduard Baquero (presidente de FEDECACAO) y Tatiana Quiroz



El pasado 30 de noviembre, FEDECACAO y la Cooperación Alemana para el Desarrollo – GIZ firmaron un convenio dirigido a fortalecer la cacaocultura del departamento del Huila, con el objetivo de incrementar la productividad y fortalecer su sostenibilidad, además con énfasis en la mujer y el joven cacaocultor. Colombia Cacaotera entrevistó a la coordinadora del proyecto, Sabine Triemer para conocer más sobre esta iniciativa que demuestra nuevamente el interés de la cooperación internacional con el desarrollo de la cacaocultura del país.


¿Por qué la Cooperación alemana para el desarrollo - GIZ, se interesó por el desarrollo del subsector del cacao en Colombia, y puntualmente el del Huila?


Desde el proyecto INCAS Global+ (Innovación en Cadenas Agrícolas Sostenibles), implementado por la Cooperación alemana para el desarrollo - GIZ y financiado por el Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania -BMZ, vemos en el cultivo del cacao un gran potencial para aportar a la sostenibilidad desde sus componentes social, ambiental y económico. Esto no aplica solamente a las acciones regionales sino también al impacto potencial que tiene esta cadena de suministro a nivel global, coordinándose muy bien con los requerimientos de los mercados europeos, que tienen cada vez más una mayor consciencia en el consumo de productos sostenibles. Además, este subsector tiene una gran proyección y crecimiento en Colombia, pasando en los últimos 15 años de producir 30 mil toneladas a más de 69.000 toneladas en el 2021, con un área sembrada de 186,000 hectáreas por cerca 60 mil familias de cacaocultoras.


La producción de cacao en el Huila se ha consolidado como una de las principales actividades económicas de la región y la cuarta mayor fuerza productora de Colombia, aportado el 6,8% de la producción anual del país. Por otro lado, Huila posee una ventaja comparativa por su posición geográfica estratégica que brinda un ambiente particularmente apto para su siembra y cosecha, con un potencial de calidad de sabor y fino aroma.


En el proyecto se pone un acento especial en el tema de género y la inclusión juvenil. ¿por qué ese enfoque?


La vinculación de jóvenes y mujeres rurales es estratégica para lograr la sostenibilidad, social, económica y ambiental a lo largo de la cadena de suministro de cacao. Su inclusión aporta enfoques innovadores en cuanto a la sostenibilidad económica, eficiencia en el cultivo, calidad de grano, construcción de tejido social y un enorme potencial en que sus contribuciones ayuden a generar una agricultura más amigable con los ecosistemas. Además, la integración activa de las mujeres y jóvenes asegura que los diferentes actores de la cadena de suministro puedan participar y beneficiarse de manera justa y equitativa de las oportunidades, los recursos y beneficios de la cadena.


¿Cómo será efectivamente esa inclusión de la mujer y de los jóvenes en el desarrollo del convenio?


Propiciando escenarios para fortalecer a las mujeres y jóvenes en la importancia de sus labores dentro de la cadena de cacao, a través de contenidos y herramientas que favorezcan el desarrollo de su liderazgo y de sus competencias, que les permitan tener mayor participación en espacios de toma de decisiones y se visibilice su rol y aporte dentro de la cadena de suministro. Para este fin, dentro de la propuesta se desarrollarán dos programas de formación: Uno dirigido para “emprendimientos femeninos con énfasis en el fortalecimiento de habilidades comerciales” y otro para “fomentar el liderazgo de juventud y el desarrollo de competencias laborales y productivas de los jóvenes”.


¿En cuales municipios del Huila se desarrollará el convenio? ¿Se tienen identificadas las 16 asociaciones beneficiarias?


El trabajo se realizará en 14 municipios (Teruel, Baraya, Gigante, La Plata, Tesalia, Rivera, Villavieja, Iquira, Tello, Colombia, Neiva, El Pital, El Agrado y Garzón) con 16 organizaciones de pequeños productores de cacao localizadas en estos municipios. El trabajo fortalecerá la productividad de sus cultivos, la calidad y comercialización del grano de cacao. Para ello se realizarán capacitaciones técnicas en cosecha, beneficio y calidad del cacao, implementación de las buenas prácticas agrícolas, manejo integrado del cultivo de cacao, se dotarán de insumos a las asociaciones con proyección a comercialización de su producto en mercados nacionales e internacionales.


¿Cuál es el gran objetivo de este convenio? A pesar de tener una vigencia de un año, ¿cómo asegurar que sea sostenible en el tiempo?


Nos hemos propuesto como objetivo aumentar la producción y fortalecer las capacidades locales con enfoque de género e inclusión juvenil para mejorar la sostenibilidad del cultivo de cacao en 1.000 familias del departamento del Huila. En este proceso se pretende dejar capacidad instalada y capacidades en las organizaciones y productores como estrategia de sostenibilidad de las acciones en el territorio. Para ello, se fortalecerán las organizaciones de productores, enfocándolas en la gestión estratégica y comercial para mantener el modelo de negocio y mejorando las capacidades locales de las mujeres cacaocultoras y en especial de la juventud cacaotera como estrategia de empalme generacional en el subsector cacaotero colombiano. Adicionalmente, el trabajo articulado y la cooperación con actores del sector público y privado de la cadena de suministro de cacao que permanecen en el territorio nos da una garantía de acompañamiento y continuidad de las acciones, más allá del convenio suscrito.


¿Cómo es la articulación con FEDECACAO para lograr los objetivos del convenio?


Para el proyecto INCAS Global + el cumplimiento de sus logros se basa en la cooperación entre actores de la cadena de suministro de cacao, por ello FEDECACAO es un aliado fundamental, por ser la organización que representa y agremia a las y los cacaocultores del país. Adicionalmente, su conocimiento y experiencia del sector cacaotero contribuye sustancialmente a aumentar la sostenibilidad, competitividad y al mejoramiento de las condiciones de vida de las familias cacaocultoras de Colombia. En este escenario, la articulación con el gremio es de cooperación financiera y técnica, atendiendo puntos de interés comunes entre las partes y en beneficio del sector cacaotero del país.


¿Cuáles son los principales retos que afronta este convenio para lograr los objetivos propuestos, hacia el incremento de la productividad y sostenibilidad del cultivo de cacao en el Huila?


Mas allá de incrementar la productividad y sostenibilidad del cultivo de cacao (que son aspectos que se requiere mejorar), como Programa global de cadenas de suministro tenemos el reto de entender y mejorar toda la cadena desde el consumidor -mercado hasta el predio – productor. En la mayoría de los casos, no existen relaciones comerciales directas o a largo plazo con los pequeños productores. Tenemos un desafío enorme de generar las condiciones idóneas de calidad, volumen, sostenibilidad y capacidad administrativa y financiera de las organizaciones para lograr su vinculación con los mercados internacionales. Por otro lado, debemos romper las barreras y trabajar de manera articulada y en cooperación con los actores que determinan el mercado: empresas comerciales internacionales, intermediarios globales, proveedores de materias primas y organizaciones internacionales de estándares.


Entrevista publicada en periódico Colombia Cacaotera, edición 69

Opmerkingen


bottom of page