Buscar

En la flor, un pequeño trabajador


La flor del cacao es hermafrodita, ya que posee ambos sexos, masculino y femenino, el órgano masculino está formado por cinco estambres verdaderos de color blanco y cinco falsos de color morado. Por su parte el órgano femenino es el pistilo, formado por el estigma, el estilo y el ovario.

La función de las flores en el árbol de cacao es la reproducción. El grano de polen cae sobre el estigma y baja por el estilo hasta el ovario, cuando esto sucede, ocurre la fecundación e inicia la formación del fruto llamado pepino cuando es pequeño y mazorca cuando crece.

Una de las formas en las que se produce un fruto de cacao, es gracias al trabajo de un pequeño insecto que realiza la polinización en la flor, ésta en el árbol se genera en lugares llamados cojines florales en los troncos, ramas y tallos leñosos.


Gracias a las fotografías microscópicas que se han podido tomar en el laboratorio de sanidad vegetal de FEDECACAO-FNC del programa de investigación, a continuación, podemos observar las partes del insecto adulto del género Forcipomyia sp.


El tamaño de estos polinizadores puede variar entre 2 mm a 3 mm de largo, el tórax de Forcipomyia sp. mide entre 0.16 mm de ancho y 1.0 mm de largo, mediante el cual el insecto transporta el polen incluyendo las anteras, abdomen y patas, que permiten el transporte al interior del estaminodio, dejando los granos de polen en el estilo y estigma, rosando su tórax sobre ellos. (Kaufmann, 1975).


Aquí la cabeza de Forcipomyia sp.