Buscar

EN COLOMBIA NO EXISTE ACTIVIDAD DE TRABAJO INFANTIL RELACIONADA CON EL CULTIVO DE CACAO



Bogotá, 12 de mayo de 2022. La Federación Nacional de Cacaoteros se permite aclarar que en Colombia no existe actividad de trabajo infantil relacionados con el cultivo de cacao.


Además, según la legislación colombiana, se considera trabajo infantil aquel que cumple una de las siguientes condiciones:


1. Ser menor de 15 años y estar trabajando


2. Que su edad esté entre los 15 y 18 años y efectúa trabajos en actividades catalogadas como nocivas o peligrosas, establecidas en la Resolución 1796 del 2018, expedida por el Ministerio de Trabajo


3. Efectúan actividades relacionadas con oficios del hogar que superen las 15 horas semanales. Si una niña, niño o adolescente realiza tareas domésticas y labores al interior de la familia todos los días, sin receso y durante una (1) hora diaria mientras sus padres, madres o cuidadores se encuentran trabajando, se considera que están en situación de trabajo infantil ampliado, lo cual no ocurre en el cultivo de cacao.


Por otra parte, acogiendo el concepto de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), “La participación en algunas actividades agrícolas debe diferenciarse del trabajo infantil. Unas tareas adaptadas a la edad del niño que conlleven riesgos menores y que no representen un obstáculo a la escolarización y al disfrute del tiempo libre pueden perfectamente formar parte de una infancia normal en un contexto rural. Puede ser positivo que los niños participen en algunas actividades no peligrosas, pues favorece la transferencia de conocimientos entre generaciones y la seguridad alimentaria de los niños en especial en los cultivos familiares, la pesca a pequeña escala y la ganadería. Los jóvenes acostumbrados a desempeñar ciertas tareas agrícolas tienen más confianza en sí mismos, más autoestima y están más seguros de sus capacidades profesionales. Por consiguiente, es importante establecer una distinción entre tareas ligeras que no causan ningún daño al niño y el trabajo infantil, el cual interfiere con la escolarización obligatoria y puede perjudicar el desarrollo personal y la salud del niño, en función de las horas y de las condiciones de trabajo la edad del niño, las actividades realizadas y los riesgos que implica.”


Una vez terminan sus jornadas escolares algunos jóvenes participan en labores de postcosecha del grano de cacao, y que constituyen un apoyo a las actividades familiares, pero que en ningún momento se consideran como actividades riesgosas, y se realizan dentro de un contexto de núcleo familiar.


A la fecha, no tenemos conocimiento de ningún tipo de denuncia o situación que se configure como trabajo infantil en la cacaocultura en Colombia.


La Federación Nacional de Cacaoteros, en el marco de su proyecto de responsabilidad social, trabaja de la mano con escuelas y colegios rurales para atender el creciente interés de los jóvenes al desarrollo rural, en este caso, al desarrollo en la actividad cacaotera, como instrumento para la integración generacional y la inclusión de la educación rural a los proyectos productivos locales. Este proyecto se desarrolla con jóvenes entre los 13 y 17 años, hijos de cacaocultores en educación media, abordando tres líneas estratégicas: la social, técnica y empresarial con enfoque ambiental.


La Federación desde su conocimiento del territorio y experticia en el cultivo de cacao durante los últimos 60 años ratificamos que el cacao colombiano está libre de trabajo infantil, lo que nos abre una puerta más de competitividad, sumada a la calidad única de nuestro grano de sabor y fino aroma.


Dada en la ciudad de Bogotá, D.C., a los 12 días del mes de mayo de 2022


Atentamente;




EDUARD BAQUERO LÓPEZ

Presidente Ejecutivo