El cacaocultor es lo primero

Spanish English French Italian Portuguese Russian
mailfedesitcacaofacebookf twitterf youtubef google plusf

El cacao muestra sus bondades para el posconflicto

 

econopaz

Publicado 14/07/2017

El cacao es un gran dinamizador de las economías locales donde se siembra este cultivo y ayuda en los procesos de reconversión.

Así lo planteó el Presidente Ejecutivo de Fedecacao, Eduard Baquero López, durante su participación en el Conversatorio “Economías para la paz, un impulso al desarrollo local”, organizado por la Agencia Presidencial de Cooperación y Red Nacional de Desarrollo Local, en el marco de Agroexpo.

De acuerdo con lo expuesto por el directivo, donde hay cultivos de cacao hubo en el pasado la presencia de grupos al margen de la ley. A ello se sumaba el tema de los cultivos ilícitos en áreas apartadas con dificultad en vías, con ausencia en temas de salud y educación, por lo que era un coctel muy peligroso.

Muchas de esas zonas que están cultivadas con cacao ya superaron esos problemas y lo han hecho, primero con la tenacidad de los productores y con el cacao como un aliado fundamental.

Al referirse a los retos del sector cacao en los territorios, Baquero López señaló que el primer paso es cambiar el estilo de vida de las personas que han estado vinculadas a los cultivos ilícitos lo cual ya muchos lo han hecho con el cacao.

El cacao está en 351 municipios, la gran mayoría en zonas marginales o apartadas. Uno de los temas en que se ha venido trabajando fuertemente es en la renovación de las plantaciones.

Por el mismo efecto de la guerra y del abandono de las fincas hay muchas plantaciones que se encuentran enfermas o que cumplieron su ciclo biológico y es importante empezar a remplazarlas dentro de los mismos territorios.

De las 160.000 hectáreas aproximadamente que hay cultivadas hoy día en Colombia se deben renovar alrededor de 80.000 y ese es un trabajo que se viene haciendo de la mano con el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

Uno mira el caso de Nariño, Putumayo y Norte de Santander por citar solo esos tres departamentos y ve que es importante empezar a ser más competitivos y eso se logra con productividad.

Un solo país, como es Costa de Marfil produce cerca de la mitad del cacao del mundo y por eso lo que pasé allí afecta a todos, de ahí la caída de precios nacionales e internacionales que se ha visto este año porque a nivel internacional se espera una sobreproducción.